Escuela de Hostelería en el Matadero de Medina Sidonia

Intervenir en la ciudad histórica tiene algo de acodarse, de instalarse, de cobijarse en los huecos y porosidades consolidados a lo largo del tiempo. La densidad de la arquitectura del matadero: muros, patio, piedras y las columnas desplazadas del templo fenicio de Hércules-Melcart donde ataban a las reses, contrasta con el espacio potencial existente definido por el muro perimetral que ha permanecido vacío durante años como lugar de llegada del ganado, callejón de sacrificio y corral de porcino y vacuno. El proyecto propone atrapar dicho espacio mediante una nueva cubierta cerámica que limita la intervención de nueva planta, clarificando y consolidando el ámbito original de la construcción del matadero. La cubierta, confinada entre los muros perimetrales, permite iluminar el espacio entre muros y se encrespa para albergar la cocina de la escuela de hostelería, salpicada por patios que funcionan como chimeneas de ventilación y como grandes maceteros de especies culinarias, mientras en las naves del matadero se sitúan los comedores didácticos abiertos al patio principal. La nueva cobertura, revestida de cerámica cocida, eriza su perfil buscando la luz y su reflejo en la multitud de cubiertas que van remontando la loma de Medina Sidonia.

Fecha
25/07/2011

Arquitectos
González, Maria
López de la Cruz, Juanjo
Sol89 arquitectos

Colaboradores
Jerónimo Arrebola
George Smudge
Alejandro Cabanas

Constructora
Rhodas S.L. y Novoaridian S.L.




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.