Intervención en el sector oeste y entorno de la Puerta Libitinaria del Anfiteatro de Itálica

El anfiteatro de Itálica se sitúa al exterior del recinto amurallado, próximo a una de las puertas principales de la ciudad. Fue construido en la vaguada natural de un arroyo cuyas laderas fueron aprovechadas para la construcción del graderío. Su puerta oeste -denominada Libitinaria- y los espacios exteriores inmediatos eran inaccesibles desde el s. III debido al depósito continuado de materiales de aluvión, circunstancia que ha permitido preservar intacta en su mayor parte su fachada.

A la ruina natural provocada por el paso del tiempo, hay que sumar la destrucción sistemática debida al proceso de expolio y explotación como cantera de materiales del que ha sido objeto el edificio hasta tiempos recientes. En la actualidad observamos la rotura y el vuelco de grandes elementos estructurales y constructivos pertenecientes a arcos, bóvedas o fragmentos del graderío que han quedado apoyados unos sobre otros o directamente sobre escombros y rellenos. El perfil reconocible del anfiteatro en el paisaje de Itálica lo dibujan estas masas inestables que se apoyan sobre los restos del edificio romano que aún mantienen su posición original.
Con un criterio de intervención mínima, la actuación ha tenido el doble objetivo de dar solución al problema hidráulico y de aportes de sedimentos y la consolidación estructural del edificio, cuyo precario estado impedía el tránsito público a través de su eje mayor.
La estabilización y consolidación de masas y estructuras ha requerido, en situaciones puntuales, apoyos complementarios sobre muros auxiliares. Estos han recibido un tratamiento neutro de acabado que los muestra en un discreto segundo plano frente a la poderosa materialidad de los restos romanos. Una vez eliminados los rellenos más superficiales, aparecen como en una imagen fija, eventos esenciales en la evolución del edificio que, tras la intervención, han quedado presentados
Al exterior, se rectifican pendientes en las laderas con problemas de deslizamiento para aproximarlas al talud natural buscando acuerdos con los niveles originales. Un nuevo sistema de drenaje concéntrico al edificio, cuyo trazado se hace coincidir con pasarelas y caminos de recorrido público, permite encauzar la evacuación de aguas a través de las cloacas romanas, poniendo en funcionamiento el sistema original. Las actuaciones se completan con el tratamiento de la ladera, que ha sido reforestada utilizando especies autóctonas para garantizar su adaptación e integración en el entorno.

Presupuesto ejecución material: 310.255’33€
Superficie afectada por la actuación: 6.189’74m2
Fecha de finalización de la obra: Mayo de 2019

Fecha
29/05/2021

Arquitectos
Lobato Vida, Pedro
Reina Fernández-Trujillo, Francisco

Colaboradores
Víctor Baztán Cascales, arquitecto técnico
Álvaro Jiménez Sancho, arqueólogo.
Mercedes Sánchez González, arquitecta.
Olga Valderas Grisalvo, arquitecta.
Celia Jiménez Bellido, arquitecta.

Promotora
Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. Delegación Territorial Sevilla

Localización
Santiponce (Sevilla)

Tipología
Patrimonio




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.