Oficina en el interior de una manzana

Oficina en el interior de una manzana.

Sol89 - 2019

El tejido urbano del centro de Córdoba se compone de manzanas densas caladas por infinidad de patios que confieren a este lugar el carácter de un espacio nunca del todo conocido. Al adentrarnos en el interior de este parcelario encontramos una amalgama de construcciones de épocas diversas donde lleno y vacío se alternan dotando de luz, aire y privacidad al interior. Este territorio de luces y sombras queda articulado por toda la colección de espacios intermedios que nutren el acervo arquitectónico meridional. Adarves, zaguanes, pasajes, corredores, patios, galerías, solanas y, finalmente, el paisaje fragmentado de las cubiertas, componen una red de espacios vaciados que se intercalan en la densidad urbana dotando de continuidad al espacio público que acaba por adentrarseen el corazón edificado.

En este contexto hemos de proyectar la ampliación de unas oficinas situadas en una vivienda de tres plantas. La incorporación de tres nuevos locales, dos en planta baja y uno en la planta superior,creemos que debe suceder sin que apenas percibamos el tránsito entre un ámbito y otro, garantizando así la cohesión final del espacio de trabajo resultante. Planteamos la intervención intentando dibujar sin levantar el lápiz del papel,definiendo un espacio continuo que desde las oficinas originales va serpenteando por el interior de la manzana, atravesando patios, internándose en la densidad edificada, ahuecándose cuando es preciso y asomándose al adarve existente hasta alcanzar la cubierta.

Para subrayar esta condición continua del espacio optamos por que pavimento, techo y revestimiento exterior se prolonguen a lo largo de la intervención. Un suelo de hormigón fratasado, elevado y calefactado, atraviesa espacios interiores y exteriores; el techo se resuelve con un panel acústico de listones de madera inserto entre la estructura original de hormigón que adquiere una nueva expresividad al quedar enmarcada por él; por último, cuando el volumen del nuevo espacio de trabajo sale al exterior para encontrarse con la oficina original en sus diversas cotas, se reviste de planchas de acero galvanizado y se dispone como volúmenes sin apoyos en los patios, subrayando su condición de artefacto autónomo inserto en los vacíos existentes. Las piezas de mobiliario, los ámbitos definidos por el techo acústico y las ventilaciones cruzadas aportadas por los patios acotan sin divisiones los lugares de trabajo, matizando la diafanidad de la planta.

La intervención procura potenciar los conceptos de transparencia, secuencia y gradiente propios de las articulaciones tradicionales de los centros extensos y abigarrados de las ciudades históricas del sur, sin perder de vista la voluntad de coser los espacios disponibles para la ampliación,fragmentados e independientes en un primer momento y continuos y articulados tras la ejecución del proyecto. El espacio en forma de aire y luz penetra así en la masa edificada, como una materia continua que pertenece a toda la ciudad y queda domesticada en el interior de la manzana.

Fecha
24/10/2019

Arquitectos
González, Maria
López de la Cruz, Juanjo
Sol89 arquitectos

Colaboradores
Elena González Gracia y Rosa Gallardo Parralo, Arquitectas.
Cristóbal Galocha y José Luis Luque, Aparejadores.
Miguel Sibón y Alejandro Cabanas, Ingeniería de instalaciones.

Promotora
Privado

Localización
Córdoba

Tipología
Oficinas




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.