[ANONYMOUS] A 003 @ Premier Loft

[ANÓNIMO] A 003

Cada sitio contiene su propia atmósfera, nos comunica una intención, el espacio nos habla de posibilidades, su lenguaje se traduce en convertir en realidad las necesidades del cliente y la propuesta que el arquitecto, diseñador, va construyendo sobre la base del diálogo y de su visión sobre el manejo espacial, volumetría, los materiales y especialmente los detalles como ha ocurrido en este caso.

AUTENTICIDAD YA HABITADA
El lugar nos revela su propio rostro, en la medida que la propuesta va expresando su filosofía y recoge el espíritu de quien habitará el apartamento, por lo que desde un inicio hubo una compenetración de los elementos fundamentales que sustentarían un trabajo de renovación y distribución de los nuevos espacios que conformarían este escenario y planteamiento.
Luego de hacer una primera lectura del sitio, se procedió a desnudar el espacio, volverlo a su estructura básica, esencial, asumiendo un reto integral de la obra, sin descuidar lo ya habitado, porque el apartamento tiene esa característica que se tomó en cuenta: un sitio con su propia memoria.

IDENTIDAD
El hogar, es lo más personal, cada espacio se traduce en intimidad, una manera de vivir, por lo que consideramos elemental incorporar lo nuevo sin perturbar la esencia de las necesidades del cliente y a la vez incidir en una mejora de su calidad de vida. Ya existían hábitos en el apartamento, el cliente había vivido allí y el mayor reto era incorporarlos en un nuevo espacio, creando una nueva historia.
El apartamento ubicado en una zona residencial tradicional de la capital panameña, corregimiento de San Francisco, en plena transformación urbana, mide 344.00 metros cuadrados y contenía su propia historia espacial, que quedó expuesta a su estado más crudo.

FLUIDEZ
El concepto del proyecto es su dinámica, el manejo de la fluidez del espacio y entre los espacios, proponiendo transparencia, exposición, logrando conexiones directas e indirectas que brindan sensaciones puras, honestas. Ese lenguaje que podemos ver en su distribución, de igual manera se transfiere a la escogencia de los materiales que envuelven el entorno, materiales nobles, crudos.
Al liberar de yeso las losas frías de concreto se logró un balance en las texturas a través de la intervención de un piso de madera cálida, roble europeo, llamado doublé smoked White. La instalación del piso con diseño punto hungría, creó un patrón respecto de la crudeza del espacio desnudo, un punto focal frente a esas paredes blancas, privilegiando un entorno que comparte una armonía y balance.
La estructura una vez despojada de “elementos decorativos” nos comunicaba claramente la primera intención con un gran potencial, por lo cual asumimos el reto de que todos los elementos incorporados en la intervención se explicarán en este nuevo ambiente expuesto sutilmente.
Su circulación fue pensada con libertad consistente proyectándose desde la puerta de entrada a la propiedad, que va del piso hasta la losa desnuda (techo), al igual que las otras restantes, que cuando se abren integran a los espacios con los cuales se comunican de manera imperceptible.
Buscamos crear un orden funcional y estético para la electricidad y plomería, que han quedado expuestas, liberándolas de los cielos de yeso, porque en ellos está también un cierto aire de modernidad e identidad que se pensaron desde un inicio como un estado emocional de cada uno de los espacios.
La planta baja es un espacio completamente abierto, amplio, que con el propósito de solventar y cumplir con una serie de funciones, optamos por la creación de una superficie con un ritmo constante de llenos y vacíos. La volumetría, solida, alberga espacios destinados a diversos usos como bar de vinos y de licor. Los espacios entre ellos, se convierten en nichos que dan origen a bancas o entarimados, nichos de luz enmarcados en acero destacando su profundidad, contrastando el color oscuro del acero natural con la claridad que se difunde a través de sus ventanas en el interior del espacio.
Sobre la sala, emerge un espacio transparente en la planta alta, generando un diálogo entre éstos. La intimidad de este espacio se libera con una envolvente de vidrio y en su interior los usos están completamente compenetrados, la recámara principal y el baño en un mismo espacio. Sin embargo, ambos están divididos perceptivamente por un bloque monolítico de mármol negro Marquina, impenetrable por el agua, sobre el cual nace una superficie blanca, sólida, que a modo de recibidor sirve como elemento transitorio entre las estancias más privadas del baño y la habitación.

En este proyecto, hubo la oportunidad de diseñar cada detalle, objeto, armario, zócalo, lavabo, baranda, espacios ocultos, detalles que otorgan alma y vida al espacio, lo humanizan, personalizan y la calidad se refleja en la manera que los trabajamos y disponemos.
La confianza y verdadera complicidad con el cliente fue fundamental durante el desarrollo del proyecto, las decisiones y por consecuente el resultado, fue fluir junto con los nuevos espacios y todos sus elementos que responden a las aspiraciones y funciones de quien los habitará.

Fecha
16/02/2018

Arquitectos
Robles Boesler, Sandra

Promotora
Privado

Constructora
Arquidetalles – Querube Monroy




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.