Celosia de memoria, Cementerio de Granada

Tras finalizar la guerra civil española, el espacio junto a las tapias del cementerio de Granada fue escenario del fusilamiento de 4.000 personas. El proyecto es un homenaje a las víctimas, un sitio de recuerdo para los familiares, y contribuye a preservar la memoria histórica de este ámbito.

El lugar de la intervención es un espacio extramuros del cementerio situado en el territorio de la Dehesa del Generalife junto al conjunto monumental de la Alhambra, rodeado por un olivar, un camino y una hilera de cipreses. El trabajo parte de una reflexión sobre cómo proyectar con la memoria para convertir el recuerdo en un elemento de paisaje vivo y en estrecha relación con el lugar.
Sobre un murete de piedra existente se dispone una celosía de hierro de 43m de longitud, fabricada a partir de la información registrada sobre los fallecidos –nombre, lugar de procedencia, fecha de fallecimiento y edad-, un elemento transparente y ligero que se integra en el territorio sin transformarlo, un recurso poético que superpone los nombres y las historias que cada uno de ellos sobre este emblemático paisaje. La celosía permite leer los nombres de la gente anónima suspendidos en el aire sobre el olivar; también sobre las tapias del camposanto que conservan aún los agujeros de las balas, elementos que conforman este ámbito y que construyen ahora nuevos paisajes en torno a los nombres recortados en la celosía.
Situada a contraluz del amanecer, produce un juego de sombras arrojadas que proyectan los textos sobre la topografía del terreno llegando a alcanzar, en determinados momentos del año, las tapias del cementerio. Como si de un reloj de sol se tratara, la celosía imprime sobre la tierra, el camino y los muros las sombras de los nombres, sombras cambiantes según la inclinación de la luz.
Los vacíos entre las palabras se pueden utilizar para colocar las flores llevadas en homenaje a los fallecidos; los círculos que rigidizan la chapa de hierro recortada, para alojar los ramos, convirtiendo la celosía en un muro repleto de vegetación y color en algunas fechas señaladas, dinámico y cargado de simbología, que proporciona una contigüidad entre la memoria colectiva, el recuerdo y el paisaje de este ámbito.

Fecha
15/10/2017

Arquitectos
Moreno Alvarez, Carmen

Colaboradores
Alejandro Infantes Pérez, Estudiante de Arquitectura
Javier Muñoz Godino, Estudiante de Arquitectura
General de Metalistería Maquetas y Diseños S.L.

Promotora
Junta de Andalucía, Patronato de la Alhambra y Generalife

Constructora
Castelo Dauro S.L.




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.