Crypt of "Patio de Banderas"

Tras las campañas de excavación arqueológica realizadas en el periodo 2009-2013 (Tabales), desde el Patronato del Real Alcázar se decide proteger y cubrir el área excavada –de aproximadamente 700m2- restableciendo el Patio de Banderas a su estado previo, a la espera de una futura reanudación de los trabajos de investigación y puesta en valor del yacimiento completo.

La solución arquitectónica proyectada ha dado la posibilidad de acondicionar un espacio bajo rasante de aproximadamente 130m2 situado en la banda meridional del yacimiento que dispone de acceso restringido para su mantenimiento, conservación e investigación. Los restos arqueológicos que quedan a la vista son principalmente estructuras pertenecientes a un edificio de fase romana tardo-republicana (60-30 a.C.) y un perfil situado bajo un estrato islámico de gran entidad que deja en evidencia la secuencia de transformación del espacio urbano de Sevilla desde el siglo I a.C. al XI. d.C. Se sitúan aproximadamente a más de cinco metros de profundidad respecto al nivel de la plaza y los constituyen unas estancias y un espacio columnado que las limita en su frente meridional. El pórtico se construye mediante columnas latericias revocadas con mortero de cal, alguna de las cuales alcanzan los dos metros conservados. Las estancias se construyen con muros de opus africanum y solería de opus signinum.

El sistema estructural se resuelve de manera constructivamente sencilla y es fácilmente reversible. La contención de tierras perimetral se ejecuta mediante muros de fábrica armada de bloques huecos de hormigón que siguen una directriz quebrada en planta, lo que beneficia la resistencia al empuje horizontal. Se encuentra simplemente apoyado sobre el suelo del yacimiento mediante losas de cimentación superficial, complementadas con elementos que garantizan un reparto extensivo y homogéneo de las cargas. Tanto en la zona cubierta como en el perímetro de la cripta, durante las obras se han extremado las precauciones para evitar cualquier contacto entre los nuevos materiales (morteros, bloques, hormigones, etc.) y los restos originales.

Con respecto al Patio de Banderas, la actuación recupera su aspecto previo a las excavaciones de acuerdo con las premisas de partida, restituyendo las dos farolas preexistentes y el arbolado afectado. Únicamente aparece, entre las hileras de naranjos de la banda oriental, el recorte del hueco de acceso a la cripta protegido por una rejilla metálica abatible que posibilita su ventilación natural.

Date
14/07/2015

Architects
Reina Fernández-Trujillo, Francisco

Collaborators
José Allona Rosendo, Mercedes Sánchez González, Olga Valderas Grisalvo.
Director de ejecución de obras: Victor Baztán Cascales.
Arqueología: Miguel Ángel Tabales Rodríguez, Doctor arqueólogo. Conservación y Restauración: Jesús Serrano (Gares).
Estructuras: Estudio Duarte Asociados. Instalaciones: Dimarq. Diseño de instalaciones y montajes de arquitectura S.L.

Investor
Patronato del Real Alcázar y de la Casa Consistorial de Sevilla




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.