C.E.I.P. MAESTRO RAFAEL BRAVO MARTÍN

Frente a la falta de referencias que ofrece el lugar, un anodino desarrollo de viviendas unifamiliares adosadas, se plantea un edificio contundente y preciso, una arquitectura específica que encuentra su principal argumento en la cualificación de los espacios exteriores y de encuentro, así como en la adecuación del programa funcional a los factores climáticos y ambientales (sol, viento, vistas, ruido, etc.) que caracterizan la parcela, a fin de conseguir el máximo confort y eficiencia energética.
El esquema de implantación es claro y sencillo. Los accesos, el programa compartido -administración y usos comunes- y la galería principal de comunicación, se desarrollan en un volumen de una planta de altura desplegado linealmente a lo largo de la calle Huertecilla, en dirección sureste-noreste. Los tres aularios –dos de infantil de una planta de altura y uno de primaria de dos plantas- atracan perpendicularmente a dicho volumen, definiendo una serie de patios de escala diversa. De este modo el edificio se muestra hermético y protector hacia la calle, casi una tapia, mientras que hacia el interior de la parcela, por contraste, se vuelve abierto y permeable. La escala y materialidad de la fachada principal, cualificada por la leve curvatura que produce el ingreso y los potentes lucernarios cerámicos que la coronan, genera un episodio singular en el monótono paisaje urbano, proponiendo una nueva identidad para un lugar hasta ahora desleído y genérico. Una vez atravesado el vestíbulo una amplia galería cubierta, orientada a sur, conecta los aularios con los usos comunes y los patios, dotando al conjunto de gran flexibilidad y calidad ambiental. Para la disposición de dichos volúmenes se han tenido en cuenta tanto las condiciones de contorno como las necesidades funcionales. Las aulas se han colocado lo más distanciadas posible de la carretera A-8006, que discurre paralela al lindero este de la parcela, ubicando en medio las pistas deportivas y una amplia zona ajardinada a modo de barrera espacial y acústica. El huerto y la zona de juegos de infantil se enfrentan al futuro centro asistencial, en el deseo de favorecer la construcción de relaciones entre ancianos y niños.

Date
15/10/2020

Architects
MRD Arquitectos
Rubio Marín, Luis
Marqués Vilaplana, Francisco
Daza Fernández, Rosalino - Arq. técnico

Collaborators
Alberto Aragón Martín (arquitecto)
Jesús Martínez Hinojosa (Prevencoor S.L.)
Tedeco Ingenieros S.L. (estructuras)
Jaime García-V.Olimpia (Paisajismo)

Investor
Agencia Pública Andaluza de Educación

Building Company
Obras Generales del Norte S.A. (OGENSA)




Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.